domingo, 17 de agosto de 2014

Reciclar no, reutilizar.

Reciclar: tr. Someter un material usado a un proceso para que se pueda volver a utilizar.
Reutilizar: tr. Utilizar algo, bien con la función que desempeñaba anteriormente o con otros fines.
Según el DRAE 

En estos años, desde mediados del siglo XX hasta hoy, en los que la superproducción en todos los sectores ha sobrepasado nuestra capacidad de consumo, ha crecido la cultura del "usar y tirar". Todos los que rondamos los cuarenta años recordamos los envases retornables. La gaseosa, la cerveza, la Coca-Cola, la leche y tantos otros productos eran vendidos en envases retornables. Cuando nos terminábamos la botella de refresco y comprábamos otra en la tienda de la esquina, llevábamos el envase vacío (el "casco"). El tendero se quedaba con él, nos vendía una botella nueva y la fábrica reutilizaba las botellas para, después de lavarlas, volver a llenarlas y devolverlas a los estantes de las tiendas.

Hoy, las cosas han cambiado. El Sistema nos ha reeducado. Nos ha inculcado la cultura del reciclado. Reciclar es mejor que reutilizar. De esa manera, las fábricas de bebidas no necesitan recoger los envases vacíos. Sencillamente comprarán los envases que necesiten nuevos a estrenar. Mientras el consumidor, diligentemente, depositará su envase en el contenedor adecuado.

Sin embargo, en las zonas rurales, la cultura de la reutilización está tan arraigada que aún en la segunda década del siglo XXI, muchas personas aún no han entendido bien qué es eso de reciclar. "Para qué voy a tirar los tarros de cristal, si dentro de unos meses los puedo necesitar para hacer conservas. O el aceite usado de freír puede servirme para hacer jabón".

Este artículo no quiere ser un alegato en contra del reciclaje. Al contrario. Reciclar es fundamental, sobre todo cuando se trata de materiales  contaminantes o no biodegradables. Este artículo quiere ser un compendio abierto para la reutilización.
  • Frascos, tarros y botellas de cristal: Su reutilización es obvia. En ellos se pueden guardar toda clase de líquidos o sólidos fluidos.
  • Aceite usado: Sirve para hacer jabón casero.
  • Papel encerado: El papel encerado que utilizan los charcuteros para envolver los alimentos, sirve para encender fuego. Seguramente contamine menos que las pastillas de encendido que contienen queroseno.
  • Latas viejas: Pueden servir como macetas.
  • Vasitos de yogur: Son unos estupendos semilleros.
  • Ropa vieja: Camisetas viejas pueden ser reutilizadas para tejer trapillo. Los jerseys viejos de lana se pueden volver a tejer como mantas.
  • Cubos metálicos: Pueden sernos útiles para fabricar un anafre. Ver Anafres. ¿Qué son y como se hacen?
Además, en internet, pueden encontrarse multitud de manualidades hechas con materiales reutilizados. O reciclados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario