domingo, 7 de septiembre de 2014

Conservas de melocotón

Como con la mayoría de las conservas, necesitamos frascos de cristal, debidamente higienizados, y que sus tapas consigan hacer el vacío. Los dos procedimientos de conserva que aquí exponemos son muy parecidos, variando, básicamente, el agua que queda al final del cocimiento y el azúcar que se le añade al melocotón.

Melocotón en almíbar
  • Se pelan y cortan los melocotones en trozos no muy pequeños.
  • Se llenan los botes de cristal con los trozos de melocotón y se cubren con agua.
  • Se añade azúcar.
  • Se cierran los botes y se hierven al baño María durante unos 20 minutos.
Mermelada de melocotón
  • Se pelan y cortan los melocotones en dados.
  • Se colocan en una olla o un cazo y se deja reducir a fuego muy bajo para que no se queme.
  • Cuando se haya evaporado la mayor parte del agua, se añade azúcar. Por cada 600 gramos de melocotón se añaden entre 400 y 500 gramos de azúcar.
  • Se deja reducir nuevamente a fuego muy lento para que no se pegue el azúcar.
  • Una vez se haya conseguido una consistencia adecuada, se llenan los botes de cristal y se cierran al baño María.
 Fotografías de proceso del melocotón en almíbar
Los melocotones

Toceado

Azúcar

Agua

Baño María